This Page

has been moved to new address

la vida no trae instrucciones

Sorry for inconvenience...

Redirection provided by Blogger to WordPress Migration Service
la vida no trae instrucciones: mayo 2007

domingo, mayo 27, 2007

 

Soneto de la que fue - Mario Benedetti

El 13 de abril de 2006, hace poco más de un año, falleció, a causa del alzheimer, Luz, quien fuera la esposa de Mario Benedetti y su compañera durante sesenta años, y a quien éste dedicara todos sus libros. Hoy, refugiándose del dolor en la escritura, Benedetti nos entrega poemas como éste:

Soneto de la que fue

Yo quisiera mirarte conocerte
como te conocí cuando vivías
y me mirabas con miradas mías
y yo gozaba de mi buena suerte

pero el pasado en nada te convierte
y te quita inflexible de mis días
sólo mi ensueño enciende sus bujías
para que resucites de tu muerte

ya no me entiendo con mis soledades
ni con la soledad de los que quiero
una a una desfilan las edades

y quedan mis preguntas sin respuestas
a esta altura es muy poco lo que espero
pero prosigo con tu muerte a cuestas


 

Un consejo de Jorge Luis Borges

"Si tuviera que aconsejar a algún escritor (y no creo que nadie lo necesite, pues cada uno debe aprender por sí mismo), yo le diría simplemente lo siguiente: lo invitaría a manosear lo menos posible su propia obra. No creo que retocar y retocar haga ningún bien. Llega un momento en que uno descubre sus posibilidades: su voz natural, su ritmo. No creo que ninguna corrección superficial resulte útil entonces".
Jorge Luis Borges, en una conferencia dada -en inglés- entre 1967 y 1968 en la Universidad de Harvard, la cual fuera traducida por Justo Navarro, y publicada en España, por Editorial Crítica, bajo el título Arte Poética. Esta cita fue tomada del último capítulo de ese libro, titulado A Poet's Creed (Credo de Poeta) publicado en la Revista Número, Edición 44 (marzo -mayo de 2005)

Etiquetas:


sábado, mayo 26, 2007

 

El Nacional, la narrativa y los blogs

Tres comentarios (unos atrasados, otro nuevo) con relación al Diario El Nacional:
1) Ya está abierto, como deben saber, el plazo de recepción de obras para el 62º Concurso Anual de Cuentos de El Nacional. Ya saben cómo va la cosa: Hasta el 29 de junio, máximo 20 páginas, premio de dos millones. Ustedes saben.
2) Nos acaba de comunicar Ana Teresa Torres que el día de hoy salió publicado en el Papel Literario de El Nacional, su reportaje sobre la II Semana de la Nueva Narrativa Urbana ("Desplazamientos a quince voces"). Yo, como era de esperarse, salí corriendo a comprarlo, porque no todos los días sale uno en el periódico, menos en El Nacional, y por supuesto, de vez en cuando hay que acariciarse el ego (y yo lo traigo medio aporreado). No salí precisamente bonita en la foto, pero qué importa. El artículo es excelente.
3) Una última cosa, que ya deben saber, es que El Nacional ha abierto un concurso para blogueros. La finalidad: unir tu blog a el-nacional.com. Esto dice la convocatoria:
El blog como herramienta de relato, intercambio y participación, irrumpió en el escenario comunicativo de Internet para consolidar una nueva forma de relación entre el emisor del mensaje y quien lo recibe. No en vano especialistas de la talla del reconocido comunicador y bloguero español José Luis Orihuela lo consideran como “el medio de comunicación de la gente”.Muchas son las motivaciones que pueden impulsar a una persona a registrar una parte de la realidad en un blog y a someter esas visiones al escrutinio público: Inquietudes profesionales, personales, sociales, políticas, artísticas o la mezcla de todas ellas: La diversidad de contenidos de estas bitácoras digitales es tan amplia como visiones de la realidad se encuentren.
Precisamente, esa suma de construcciones, posiciones y expectativas que toman cuerpo a través de los blogs han incidido en la manera en la que los medios de comunicación convencionales asumen su día a día. Una nueva realidad que los obliga no sólo a seguir muy de cerca la llamada “movida bloguera”, sino también a ofrecer sus espacios como sitio de confluencia de esta tendencia comunicacional.
El-nacional.com se inscribe en esa carrera y convoca a todos los blogueros interesados en sumar sus espacios a la lista de blogs de nuestra página. Sólo tienen que registrar en el formulario sus datos, una breve descripción del sitio y la dirección web. El concurso finalizará el domingo 17 de junio y el jurado integrado por Carlos Jiménez, presidente de Tendencias Digitales, el periodista Froilán Fernández y Jean Francois Fogel, consejero internacional del diario francés Le Monde, evaluará las solicitudes hasta el 22 de junio. La lista de ganadores será publicada el lunes 25 de junio.
En la página del concurso pueden examinar los requisitos, inscribirse, y espiar la lista de blogueros que ya están inscritos. Una convocatoria interesante, sin lugar a dudas.

Etiquetas: ,


viernes, mayo 25, 2007

 

La voz de Cortázar publicitando un automóvil

Entro a navegar hoy y me entero de esta noticia, que dice que en España se ha lanzado una publicidad (del automóvil Seat León) en la que se utiliza el texto del Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda a un reloj, leído por el propio Cortázar. Como era de esperar, la polémica se ha desatado. Los admiradores de Cortázar han hecho oír sus quejas sobre que esta publicidad se apropie de la voz y de las palabras de Cortázar. Yo, personalmente, que amo este texto desde lo más profundo, me he sentido, debo confesarlo, algo molesta, algo indignada, algo ofendida de la banalización del texto que implica utilizarlo en un comercial de automóviles. Y, como todos, no puedo evitar preguntarme qué habría pensado Cortázar, si estuviera vivo. Y cito, porque así me siento, un blog donde he leído la siguiente opinión:


Me repatea cada vez que veo este anuncio, me indigna que no se hayan molestado
en señalar quien es el autor del genial texto y que los que no hayan leído nunca
a Cortazar (espero que pocos) piensen que se trata de un eslogan más. (En El club del Tetraedro)


Me temo que no sean tan pocos. Pero como sea que mi opinión es personalísima, los dejo con el texto y abajo, el link del video en YouTube, para que lo vean y se creen su propia (personalísima) opinión al respecto. Se vale compartirla.




Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al
reloj (Julio Cortázar)
Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan
solamente un reloj, que los cumplas muy felices, y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con ancora de rubíes; no te regalan
solamente ese menudo picapedrero que te ataras a la muñeca y pasearas contigo. Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de tí mismo, algo que es tuyo, pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia a comparar tu reloj con los demas relojes. No te regalan un reloj, tú eres el
regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.





Para ver el video en YouTube, clic aquí


Otros artículos relacionados:
Polémica en España por la voz de Julio Cortázar en una publicidad
Cortázar, idiota, Cortázar... (En El club del Tetraedro)
Publicidad: Cortázar anuncia el Seat León

Etiquetas:


 

Muchacha ojos de papel

Muchacha ojos de papel,
¿adónde vas?
Quédate hasta el alba.
Muchacha pequeños pies,
no corras más.
Quédate hasta el alba.
Sueña un sueño despacito entre mis manos
hasta que por la ventana suba el sol.
Muchacha piel de rayón,
no corras más,t
tu tiempo es hoy.
Y no hables más, muchacha
corazón de tiza.
Cuando todo duerma
te robaré un color.
Muchacha voz de gorrión,
¿adónde vas?
Quédate hasta el día.
Muchacha pechos de miel,
no corras más,
quédate hasta el día.
Duerme un poco y yo entretanto construiré
un castillo con tu vientre hasta que el sol,
muchacha, te haga reír
hasta llorar, hasta llorar.
Y no hables más, muchacha
corazón de tiza.
Cuando todo duerma
te robaré un color.

(Luis Alberto Spinetta)

Etiquetas:


martes, mayo 22, 2007

 

Un post al estilo twitter



Estoy:
Por eso no twitteo. Nunca puedo pensar en una sola respuesta para "what are you doing?". Quizás por eso, siempre hago cien cosas a la vez, pero no termino nada. (¿Habrá algún Géminis en twitter?).

Etiquetas: , ,


sábado, mayo 19, 2007

 

VI Concurso Nacional de Cuentos de SACVEN

Uy. Se me había olvidado colgar esto acá. Bueno, aquí va. Participen.

El VI Concurso Nacional de Cuentos se realiza en homenaje a Arturo Úslar Pietri, y se regirá por las siguientes bases:


1. Podrán participar todos los escritores venezolanos y extranjeros radicados en el país, que envíen sus cuentos en lengua castellana.

2. Se admitirá un cuento por autor, de tema libre y carácter inédito.

3. El plazo de admisión de los cuentos será hasta el 15 de septiembre de 2007.

4. Los cuentos se presentarán con seudónimo. Los datos de identidad del autor deben ser consignados en un sobre cerrado, en cuyo exterior conste el título del cuento, el seudónimo y la especificación VI Concurso Nacional de Cuentos de SACVEN.

5. Los cuentos deben ser enviados a la siguiente dirección: Av. Andrés Bello, Edif. Vam, (frente al Edif. Las Fundaciones), Torre Oeste, piso 10, Gerencia de Atención al Socio. Caracas- Venezuela o gratuitamente a través del apartado privado ZOOM CCS-3451.

6. Deberán entregarse en original cuatro ejemplares del cuento, perfectamente legibles, con páginas numeradas, escritas a doble espacio y por una sola cara. La extensión máxima será de veinticinco (25) cuartillas, tamaño carta.

7. SACVEN otorgará un premio único de tres millones quinientos mil bolívares (Bs.3.500.000).

8. El premio será indivisible y no podrá ser declarado desierto

9. El fallo del jurado será inapelable y se hará público el 15 de diciembre de 2007.

10. SACVEN se reserva el derecho de publicar una edición del cuento ganador y de aquellos que resulten finalistas.

11. No se devolverán originales.

12. El hecho de concurrir al “VI Concurso de Cuentos de SACVEN” implica la total aceptación de estas Bases.


Para mayor información sobre las bases del concurso visite: www.sacven.org

Etiquetas:


viernes, mayo 18, 2007

 

El placer de ver un cuento publicado


Hace un par de horas me enteré de que uno de mis cuentos fue publicado en la Revista Sufragio, en la edición que se encuentra circulando. La Revista Sufragio es el órgano divulgativo del CNE y posee una sección denominada Cuentacuentos. Acabo de ver el pdf de las páginas donde aparece mi cuento (el cual me ha llegado gracias a la amabilidad de quienes editan la revista), con su hermoso diseño gráfico y la ilustración que han tenido la venia de hacer para mi cuento.
Estoy contenta, por qué no decirlo. Me gustaría verla en papel, pero ya veré cómo la consigo. Como es sabido, hay pocas cosas comparables a la dicha de ver la propia obra publicada, y es que, para qué repetirlo, hay algo mágico, algo sacramental, en el papel y la tinta. Así que estoy contenta. Alguien, uno, algunos, leerán mi cuento. Qué otra dicha puedo pedir. De paso, publicaron mi nombre como me gusta que lo escriban (sin falsos rubores de estrella literaria, que no lo soy), esto es, incluyendo mi segundo apellido, el de mi madre, que es tan importante para mí. (También tengo un segundo nombre, pero ése trataré de ocultarlo en la medida de lo posible).
Ahora me voy a dormir, porque estoy cansada y quiero dedicar mañana algo de tiempo a escribir.

(Posdata: A todos los amigos que me dejaron comentarios sobre el libro que terminé hace poco: Gracias por su optimismo. Que los ángeles digan amén, como dicen por ahí. Ah, y cuando dije que lo terminé, también me refería a la corrección. Aunque claro, siempre que lo reviso le encuentro cosas que cambiar, pero no se puede vivir en eso eternamente. Creo.)

(Pos-posdata: La caricatura en la cabecera nueva del blog, es de Maitena, segunda al bate después de Quino en mis caricaturistas favoritos, salvando las distancias. A ver si ahora dejo de pelearme con Blogger y de cambiar de plantilla cada tres días. Ninguna llegó a gustarme.)

Etiquetas:


miércoles, mayo 16, 2007

 

Amar la página en blanco

No se te ocurre nada. - No es cierto. Hace meses revolotean en tu cabeza dos, cuatro, seis ideas para cuentos sin escribir. Saltan en tu cráneo, rebotan contra tu nariz al cepillarte los dientes, intentan salirse por tus oídos, buscan otras ideas y las invitan a habitar tu pueril existencia, a multiplicarse. Pero tú no escribes. No escribes porque el carro, porque el ruido, porque los niños, porque el calor. No escribes porque necesitas silencio, no escribes porque hay demasiado silencio, no escribes porque hay demasiadas ideas saltando insomnes dentro de tu cabeza. No escribes porque no has tenido tiempo, como si alguna vez hubieras tenido tiempo para escribir, como si no se lo hubieras robado siempre a otras actividades.
Ahora te sientas frente a la computadora, frente a la libreta, el cuaderno o la servilleta de un bar, y quieres escribir. Pero no puedes. Miras la página en blanco, escribes una línea, la borras, la tachas, eliminas una palabra, vuelves a escribirla. No puedes. Imposible concentrarte en una sola idea. Hay un campo, una ciudad, una mujer que se suicida, un hombre que es infiel, un taxista, un niño jugando a las metras en mitad de la calle. Hay también la lista del mercado, la cesta rebosando de ropa por lavar, las facturas por pagar que reposan a tu lado en la mesa, la fecha de entrega de aquel informe mirándote amenazante, marca roja, desde el calendario.
Entonces terminas por aceptar que no puedes escribir un cuento. Al menos, no ahora. Necesitas sacar antes toda la confusión de tu cerebro, todas esas disímiles palabras que flotan entre los apuntes desordenados de tu agenda. Depurar tu desorden, etiquetar tu caos.
Es en ese momento cuando miras detenidamente la página en blanco, surcada por tenues paralelas rosa pálido. Rozas la página con la yema de los dedos, quizás para borrar arrugas, quizás para contagiarte de su suavidad y su pureza. Sujetas tu pluma entre los dedos, en esa posición mágica, instintiva, del acto de escribir, y apoyándola en la blancura del papel, observas cómo va dejando su hermoso rastro de tinta negra, cómo va dibujando renglones de palabras, robándose la pureza, transmutando la blanca perfección de la hoja virgen, en algo imperfecto y milagroso.
Sin darte cuenta, has llenado una, dos, tres páginas con pensamientos absurdos de hermosa tinta negra. Has amado la página en blanco. La has vencido.

Etiquetas:


domingo, mayo 13, 2007

 

¿Qué cuernos tiene eso que ver conmigo?

Últimamente me ha preocupado bastante la situación en cuanto a accidentes de tránsito se refiere. Se dice que en algunos años, ésta será la segunda causa de muerte, y Venezuela no escapa a esa situación. Pero como cualquier cosa que yo diga al respecto sonará un poco a lugar común, un poco banal, nada convincente, los dejo con Quino, que sabe decirlo todo mucho mejor que yo:
(Clic en la imagen para abrirla, para que no se distorsione)

Etiquetas:


 

Quería preguntarte para qué escribes libros

El Crítico Sufrido

Bibliografía de un libro que no se ha escrito

Quería preguntarte para qué escribes libros, para qué te esfuerzas en conquistar aplausos con la pluma. ¿Quería preguntártelo? No. Ya sé que escribes libros porque es el medio más fácil de granjear fama. Andar en libros es gran cosa; y tú andas en libros. Los libros pueden ser de versos falsos, de historias soporíferas, de cuentos sin enjundia, de novelas desarticuladas, de crónicas sosas; pero tú eres autor, y puedes decir, hablando de esos escritores honrados que nunca han querido o no han podido publicar un libro: ¿Y cuáles son las obras de Fulano? Juan Vicente González, Cecilio Acosta tampoco publicaron libros. Hay que despreciarlos.
A ti hay que admirarte. Publicas un libro. Publicas un libro compuesto de retazos de periódicos, un libro de impresiones de viaje en cuya composición distraes tu ocio de imbécil; un libro fragmentario, un aborto de libro.
Los libros que nacen del corazón como los grandes poemas, o del cerebro, como las grandes obras científicas, o de la fantasía, como las grandes novelas, son buenos o malos según el humor del lector que los lea; pero tus versos, tu prosa, tu mezcolanza, ¿de dónde proceden, en qué órgano ocioso tuvieron su origen?
Ni siquiera tuvieron su origen en un órgano. Tuvieron su origen en una función que se empeña en crear órgano. La función crea el órgano, reza la fórmula clásica. Vosotros -fijaros, infelices, en el tú de este plural-, vosotros estáis empeñados en crear con la función el órgano del que carecéis. Y conseguiríais fundar o crear o despertar ese órgano si tuviérais siquiera el rudimento del órgano. Pero es que en moderna fisiología no hay función que cree órganos, hay funciones que despiertan la actividad del órgano. Y si permanecéis innobles y pesados, pensando si es esto espontáneo, ¿qué ha de pasar?
(Jesús Semprum, El libro que no se ha escrito. Monte Ávila Editores Latinoamericana, 2004)

Etiquetas: ,


miércoles, mayo 09, 2007

 

Google Analytics libera la versión beta

Acabo de entrar a mi Google Analytics y me ofrece la opción de ver los resultados en su nueva versión Beta. Hasta ahora me gusta mucho más que la anterior, la cual usaba únicamente por fidelidad a Google: era terrible. Ésta es mucho más atractiva visualmente, mejor organizada y más interactiva. Al menos, eso me ha parecido hasta el momento.

Etiquetas:


 

Vencida por los widgets

La mala idea que aparece al lado derecho de la página, me la robé de algún blog por ahí. La verdad es que tener un blog libre de widgets es ser más fuerte ante la tentación, de lo que yo soy capaz de ser. No se preocupen, lo quito dentro de 25 días, 5 horas, 7 minutos, y 18 segundos... no, esperen, 17... no, 16... Bueno, me rindo! el 4 de junio!

Etiquetas:


 

Derecho vs. Justicia

Consideraciones breves: Esta mañana, en clase de Derecho Mercantil, mi profesor nos reiteraba la dicotomía entre el Derecho y la Justicia, en la simple idea de que, si bien el Derecho aspira a la consecución de la Justicia, no sólo es que muchas veces no la logra, sino que a veces se separa radicalmente de ella, yendo en su contra inclusive.
Un compañero de clases, con un razonamiento brillante pero falso, sostenía que esto no era así, ya que incluso, los romanos nombraban al Derecho y a la Justicia con la misma palabra (me imagino que se refería a la misma raíz: ius, que es Derecho o ley, y iustitia, que es justicia. Ius, o jus, es el Derecho Humano, por contraposición a Fas, que es el Derecho divino, el creado por los dioses).
Y yo me pregunto, ¿será que, según mi compañero, la esclavitud (institución jurídica a través de los tiempos) era justa hasta el siglo pasado? ¿Dejó de ser justa, automáticamente, en el momento de su abolición? Eso, sin entrar en consideraciones en tiempo presente.
El Derecho es una ciencia; es obra humana, y por tanto, perfectible, lo que es decir lo mismo, falible. La Justicia es un valor, por tanto, absoluto, perfecto: lo que es decir lo mismo, inalcanzable.

Etiquetas:


 

La labor del crítico

Últimamente, mucho se ha hablado -mucho he, hemos y han hablado- de la crítica, tanto de la crítica literaria como de la(s) crítica(s) en general. Y luego de tanto leer, hablar y discutir, he llegado de nuevo a una conclusión que ya sabía: primero, que la crítica malintencionada o negativa puede causar tanto daño como los halagos injustificados o malgastados; y segundo, que la crítica constructiva puede entregarnos enseñanzas que jamás podremos extraer de toneladas de halagos, por más justificados o fundamentados que éstos sean.
Esto es decir, para hacerlo corto y citando, sin vergüenza, una película de Disney (que para mí, ya es un clásico: La familia del futuro), que "Del fracaso, aprendemos; del éxito... mmm... no tanto". Y en este sentido, ciertamente, inclusive las peores críticas, las que se hacen sin fundamento y con mala intención, las que, más que críticas, son dardos envenenados lanzados al azar, incluso ésas pueden enseñarnos a ser fuertes. Los halagos, en cambio, sólo nos suavizan los sentidos, así como la capacidad de estar alerta ante nuestros propios errores.
Pero yo quería hablar de la crítica positiva. Tengo entre mis orgullos el de haber formado parte, junto con un grupo de gente extraordinaria, de los últimos talleres de narrativa de Monte Ávila Editores. Creo que si me dijeron tres halagos en un año, estoy exagerando. Pero sí criticaban, ah, cómo criticaban, y cómo los extraño. Jamás aprendí tanto como lo que pude aprender de ellos, en esos meses, y creo que en gran parte fue gracias a sus críticas que pude terminar, hace poco, mi primer libro de cuentos (libro, entendido como unidad, que todavía no como publicación), que, sin que eso signifique gran cosa, creo que es lo mejor que he escrito hasta ahora.
Para ellos, va este párrafo del gran crítico Jesús Semprum, que resume lo que mal he tratado de decir en este post:
"El crítico, al pasar por alto defectos esenciales de la obra de arte, causa un daño inmenso al principiante, el cual termina por creer que sus defectos y errores son virtudes y aciertos; y tal vez, al destruir el sentido crítico del artista, malogra para siempre las buenas facultades que posee. Cuántos fracasados no lo hubieran sido si acaso un censor rígido les hubiera indicado a tiempo el lado flaco de su labor, las faltas en que incurrían, ayudándolos a encontrar el buen camino." (Jesús Semprum, El libro que no se ha escrito)

Etiquetas:


martes, mayo 08, 2007

 

Una Pepsi y una bolsa de cotufas, por favor


Mañana es el último día de Caché en Patio Trigal, y no tengo con quién ir, así que me va a tocar ir sola. Hace alrededor de año y medio, quizás, que no voy al cine sola. Tampoco es que me parezca una hazaña, o nada semejante; sólo es que me acordé de una amiga mía.
Hace año y medio fui al cine con esta amiga. Teníamos pautado ver una película, y ella, una vez habiendo llegado a la taquilla, no quiso verla: le daba miedo (por este motivo, me reservo el nombre de mi amiga y el título de la película). De modo que quiso ver otra, que yo no quería ver, pues mi intención era entrar a la película original, la cual realmente tenía muchas ganas de ver. Así que decidimos entrar cada una a la película que deseaba, y encontrarnos de nuevo a la salida. A mí, realmente, no me importó demasiado. Pero a la salida, mi amiga, a quien aparentemente no le gustó la experiencia, me dijo que jamás en toda su vida volvería a entrar al cine sola. Recalco: no "ver una película", sino "entrar al cine". Algo, según entendí, relacionado con que todo el mundo está ahí acompañado, menos uno.
Ella, a decir verdad, es de esas mujeres que tienen muy interiorizado el arquetipo de la dama, y según entiendo, se sintió mal de estar ahí sola. Yo, que no soy nada femenina y me criaron más bien feminista recalcitrante, no veo mayor diferencia entre ir sola o acompañada, excepto aquellas veces en que uno realmente quiere compartir la película con alguien.
En cuanto a Caché, no lo sé, la verdad. Quizás quisiera verla acompañada. Pero como no es una opción, buscaré la forma de disfrutarla sola. Mañana les cuento si me gustó.

Etiquetas: ,


 

Buscando un refugio

A veces, sobre todo en las ciudades, uno necesita un refugio. Un lugar donde se pueda estar a solas con uno mismo, y no me refiero a meditar ni nada de eso, sino simplemente pasar el rato a solas.
Esta mañana desperté con un terrible dolor de cabeza. Como no me he sentido bien todavía, había decidido dormir hasta tarde (tarde, para mí, son las 9 a.m) para recuperar fuerzas y regresar mañana a clases. Pero resulta que la ventana de mi cuarto da a un terreno baldío, repleto de maleza, y hoy alguien mandó a limpiarlo. Así que me despertó el desesperante ruido de una podadora taladrándome el cerebro, a dos metros de mi cama y amplificado magistralmente por mi dolor de cabeza. Aguanté un poco. Tapé la ventana. Nada.
Decidí irme al Sambil, con el escaso razonamiento que me permitía el dolor de cabeza y el aturdimiento causado por la podadora: el Sambil es lo que me queda más cerca, así como para sentarme, digo...
Me fui, entonces, con mi libreta, al Sambil, donde una musiquita atorrante que sonaba a todo volumen era más soportable que la podadora. Me tomé un café, traté de dibujar, me salieron unos monigotes, todo esto, sólo para darme cuenta de dos cosas: uno, que he tomado demasiado café y ya no me causa el mismo efecto: desarrollé tolerancia. Y dos, que no vale cualquier sitio. El Sambil, por ejemplo, es una pésima elección.
Entonces traté de recordar cuáles eran mis refugios antiguamente. Hace meses, acostumbraba irme al C.C. Camoruco a sentarme, evidentemente con mi consabido café, a mirar pasar a la gente y a escribir. Escribí algunos cuentos decentes en esas mesitas. Pero claro, en esos tiempos vivía en otro lugar, en un apartamento desde donde me podía ir caminando al Camoruco.
Antes de eso, ¿qué hacía?... Vivía en la Avenida Lara, y esa zona no es muy de sentarse al aire libre. Pero ya recuerdo: entonces mi facultad quedaba en el centro de Valencia, yo todavía tenía tiempo libre para derrochar y me sentaba, bien en la plaza de la Facultad, bien en el parque que se encontraba cruzando la calle, a escribir y a dibujar (mis grandes pasiones).
En fin, que de esto obtuve otras dos conclusiones: Primera, que me he mudado ya más de lo que quisiera. Y segunda, que en estos días no me gusta igual que antes ver pasar a la gente.
Así que, tengo ya varios meses viviendo en este anexo, y ¿por qué no había pensado en esto antes?... Me regreso a casa. Hace calor, y llego a casa empapada de sudor. Me doy cuenta de algo: éste es mi refugio. No ahorita, que parece campo de batalla. (Quinta conclusión: Soy un desastre). Pero sí cuando está ordenado. (Mi anexo, como mi vida, como el universo, tiene ciclos de orden y caos). Cuando está ordenado, es perfecto. Me siento aquí, junto a la ventana, una ventana preciosa, que me encanta, donde entra la brisa y se ven los árboles, y hasta de vez en cuando se oyen los pájaros. Me siento en la ventana, frente a mi laptop, que hasta internet (robado del wi-fi de algún vecino) tiene, y escribo. Me hago mi propio café (hoy no quiero). Me siento aquí, y navego, o leo, o pienso. Éste es mi refugio.
Qué bueno. Ahora sólo necesito ordenarlo.

Etiquetas:


lunes, mayo 07, 2007

 

Ser diferente

Como ya saben uds., soy una fanática vehemente de Mafalda, y en general del genial Quino, quien para mí, más que un caricaturista, es un estado de ánimo. Así que para qué decirles cosas que él sabe dibujar mucho mejor. Acá les dejo esta joya, de su libro "Potentes, Prepotentes e Impotentes".

Etiquetas:


viernes, mayo 04, 2007

 

Ciudad de zombis

Por ahí me han dicho últimamente que mis cuentos son cursis. Que mis temas son trillados. Que son fat-free. En resumen, que escribo mal. Pero como quiera que eso no me va a hacer dejar de escribir, aquí va otro cuento fat-free. (Por cierto: Estoy enferma desde hace tres días. Eso no me ha dado permiso para faltar a los exámenes ni a las clases, pero igual estoy prendida en fiebre. Así que no sé si estoy delirando. Saludos).

Ciudad de zombis

Salió a la calle buscando un mínimo de calor humano, y descubrió, ya sin sorpresa, que nadie la miraba al pasar. Buscó los ojos de las personas que caminaban por la calle, encontrando sólo miradas vacuas que la traspasaban como si no existiese, como si mirasen a través de ella, sin verla.
Aún el cielo no se decidía a amanecer y el aire gris de la madrugada la entristecía. Iba ya cansada, dos camionetas para llegar a casa de la patrona y tres para regresar, luego de haber limpiado la casa de otra familia, cocinado para los hijos de otra y lavado la ropa ajena, a limpiar su hogar humilde, rendir el escaso alimento y lavar la ropa que sus hijos vistieron hoy para que se secara y la vistieran de nuevo mañana. Al menos tenía un esposo, aunque éste pareciera constantemente preocupado por todo; por la falta de comida en la mesa y de dinero para comprar libros a sus hijos, y últimamente, cada vez más, por la salud mental de su mujer, que de vez en cuando hacía algún comentario absurdo que el atribuía al excesivo cansancio al que estaba sometida, al que estaban sometidos ambos, día a día.
No podía, sin embargo, dejar de preocuparle oír insinuar a su mujer, en tono bastante serio, que en la ciudad todos se estaban volviendo zombis. Se hizo el sordo, pensando que alguna película la habría traumatizado, pero qué película, si hacía al menos un siglo que no había dinero para ir al cine, y el pequeño televisor en blanco y negro se había declarado en huelga meses atrás, ni pensar en repararlo, más barato era comprar otro, y para eso no había plata.
Pero aquella mañana, al verla regresar a la casa casi acabando de salir, se preocupó de veras. La mujer no parpadeaba, y repetía nerviosa, “zombis, Ruperto, zombis, en esta ciudad todos se volvieron zombis”.
Había salido a la calle como cada día, buscando ansiosa las miradas de la gente que seguía de largo sin verla, y al pasar al lado de una joven que la miró a los ojos, le sonrió, con algo de esperanza. La joven bajó la vista y apuró el paso, y la mujer, deteniéndose de pronto con todo el peso de su esfuerzo de hormiga laboriosa y el cansancio de sus años vividos por triplicado gracias a la acción envejecedora de la pobreza, se sintió sola en un mundo de zombis, que vivían mecánicamente sin mirar a nadie, sin reconocerse en los demás.
Aún hoy, al pensar en aquella señora de aspecto cansado y sonrisa triste, me pregunto por qué no pude sonreír.

Etiquetas:


martes, mayo 01, 2007

 

Alimentar a una persona hambrienta, un clic a la vez

Supongo que muchos de ustedes deben ya conocer las páginas de las que voy a hablarles, pero creo que no está de más hacer la referencia. Existen varios websites (yo conozco dos) en los cuales, gracias a sus patrocinantes, cada visitante puede proveer comida a una persona hambrienta, haciendo clic en el botón correspondiente. Estos sitios reconocen el IP, de modo que sólo puede hacerse un clic al día por cada usuario, mejor dicho, por cada computadora. De cualquier modo, no nos cuesta nada hacer clic, y mejor aún, agregar estas direcciones a nuestros Favoritos y hacer clic cada día. Ambos sitios son serios, y sus campañas, como pueden comprobar en internet, son reales.
La Asociación Civil Por Los Chicos (www.porloschicos.com) le da de comer a un niño argentino por cada clic que realizas, y además ofrece otras formas de colaborar, entre ellas, sumarte a la iniciativa de dedicar un día de 2007 a ayudar a otras personas. Por su parte, The Hunger Site (www.thehungersite.com), que funciona bajo las mismas premisas, dona (mejor dicho, sus patrocinantes) 1.1 tazas de comida por cada clic que registra. Sus fondos, según dicen, se reparten equitativamente entre personas necesitadas de África, Asia, Europa Central y Oriental, Latinoamérica y Norteamérica.
No sé ustedes, pero no se me ocurre una excusa para no hacerlo.

Etiquetas:


 

Cine: 2046 y el Festival de Cine Francés


El fin de semana fui al estreno en Valencia de 2046, de Wong Kar-Wai, en la sala de Cine Arte Patio Trigal. (Fui con mi novio: como hecho curioso, éramos los únicos menores de cincuenta años en esa función) Aparentemente, ésta es la única sala donde podrá verse proyectada esta película acá en Valencia, y eso, hasta el próximo jueves, puesto que el viernes comienza, a nuestros efectos, el Festival de Cine Francés.
Como no me gusta que me den detalles de las películas que aún no he visto, no voy a contar la trama, que por otra parte, se puede conseguir perfectamente en Internet. Sólo vale acotar que uno de los motivos (además de los obvios) de que la película me gustara, y es por esto que escribo este post, es que el protagonista es un escritor, que se encuentra escribiendo una novela de ciencia-ficción. Cuestión semejante (la del protagonista escritor) encontraremos en algunas de las películas a proyectarse en el Festival de Cine Francés, que en Caracas ya comenzó y que nosotros tendremos que esperar todavía unos días más. Entre las películas donde la trama guarda algún tipo de vinculación con la literatura, se encuentran "Escondido" (Caché), y "Las muñecas rusas" (Les poupées russes). Yo, personalmente, espero no perderme "Atrévete a amar" (Jeux d'enfants), "El juego de los idiotas" (La doublure), "Lila dice" (Lila dit ça) y 5x2. Por nombrar algunas. Eso, como es obvio, significa que quisiera estar pegada a la butaca cada día hasta que se acabe el Festival. No creo que pueda.
En todo caso, pendientes de la cartelera. Para Valencia, el Festival comienza el viernes, con "Caché", en tres funciones. Además, el Festival estará en salas de Barquisimeto, Maracaibo y Margarita, que yo sepa: recuerden que se encuentran participando el Circuito Gran Cine, la Cinemateca Nacional, Cines Unidos, Cinex y Tu cine, y que la programación varía según la asistencia del público. Revisando el periódico, ya saben.
Por el momento, me quedo con una frase de 2046, que va más o menos así:
"El amor es una cuestión de tiempo. No sirve de nada encontrar a la persona indicada si el momento no es el adecuado".

Etiquetas: ,


 

El blog de Santiago Roncagliolo

Desvariando por Internet, entiéndase, saltando de link en link, casi al azar, porque afuera llueve y no puedo salir a desayunar, me he encontrado de golpe con el blog de Santiago Roncagliolo (qué difícil se me hace escribir bien ese apellido) quien, como ustedes saben, fuera ganador del Premio Alfaguara 2006. Debo confesar que hasta el momento no había tenido el coraje de leer nada suyo (a veces los apellidos me hacen huir de ciertos libros) pero que, después de hoy, donde vea un libro de cuentos firmado con su nombre, lo leeré (creo que tiene uno, Crecer es un oficio triste). Por el momento, si no se han pasado por su blog, se los recomiendo. (Está en elboomeran, lo cual, dicho sea de paso, era casi inevitable).

Posdata: Me acabo de encontrar, también, con el blog de Edmundo Paz Soldán: http://riofugitivo.blogspot.com/

Etiquetas:


This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]