Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

Año nuevo, casa nueva

En octubre del año pasado, este humilde blog cumplió cuatro años. Cuatro años, apenas 352 entradas, entre cien y doscientos suscriptores constantes, y un promedio, pobre pero honrado, de 2.000 visitas mensuales. A estas alturas del partido, mi blog, abandonado como suele estarlo, es una parte importante de mi vida: un espacio donde vengo a sentarme cuando las cosas no están tan bien, y también cuando lo están, mucho, y quiero compartirlo con ustedes. Este año, quiero compartir con mis lectores las cosas hermosas que hay en mi vida cada día: buenos libros, películas interesantes, la música que me gusta, y mis pequeños triunfos cotidianos. Y para eso, decidí darle un regalo a mi humilde blog, éste que me ha acompañado a lo largo de estos cuatro complicados años. Los que me visitan a través del feed no se darán cuenta, pero este blog, a partir de hoy, deja de estar hospedado en Blogger para pasar al egocéntrico dominio www.mariannediaz.com. A partir de hoy, también, es un blog auto-hosp…

Últimas entradas

Brene Brown: El poder de la vulnerabilidad

Platón en píldoras y Maquiavelo en jarabe

2011

Sobre el bloqueo literario y las historias perras

Un par de líneas al azar

Amar la trama más que el desenlace

Recientes adquisiciones de mi biblioteca