Luisana

Ésta es mi sobrina. Mi única sobrina, hasta ahora. ¿Es o no es la cosa más linda que han visto en los últimos tiempos?. Tiene apenas un mes de vida, aunque en esa foto tenía mucho menos: tan sólo un par de horas. Desde entonces no la veo. Estoy acá a cinco horas de ella, de su mamá (mi hermana) y también de la mía y de mi familia entera. Así que mañana, tomando como excusa unas elecciones presidenciales que en realidad no es que me vayan ni me vengan demasiado, me voy para mi pueblo, que queda precisamente allá donde el diablo dejó botada la cédula en unos carnavales, a ver a mi mamaíta, a mi papi y por supuesto a esta preciosura que dan ganas de comérsela a besos.
Porque lo que soy yo, ya me harté de la peleadera que tiene este país en asuntos políticos y también en todos los demás asuntos, y esta persona pequeñita es una de las pocas cosas que me sigue dando esperanzas. Por eso me excuso, con su venia, abandono el blog por unos dias y nos vemos después de las elecciones.

Comentarios

LuisGui dijo…
Hola, Marianne...
¡Felicitaciones! Es una bebita preciosa. Me da mucho gusto que puedas pasarte unos días en tu pueblo, imagino que debes estar muy contenta. A mí me pasaba lo mismo cuando podía venirme a San Juan tras muchos días laborales en Caracas. No sé tú, pero yo no dejo de adorar mi terruño particular.
Mis mejores deseos para Luisana.

Entradas populares