Orituco y los puertos USB

Envío este post desde mi correo electrónico. Blogger no me abre en este cyber. Lo cual no me extraña.
Me conecté para enviar un cuento (tarea urgente) pero cometí el error de guardarlo en mi pendrive. Craso error al que me obligó mi laptop, pues -como casi todas las portátiles hoy en día- no tiene floppy.
Resulta que me conecto en un cyber acá en mi pueblo, ya mencionado en un post anterior, y ninguna de las máquinas tiene puerto USB. Viaje perdido. Habré de esperar largos días antes de poder cumplir con mi obligación y enviar el cuento que me solicitaron para algo que, por demás, es importantísimo para mí.
Lo que me abruma no es el conocimiento de que así sea todo en mi pueblo. No es la preocupación de si, quizás, me habré digitalizado demasiado. Es la certeza de que, si alguien de mi familia lee este post, me pedirá una traducción.
Cuestiones de la cibernética.

Comentarios

luis dijo…
bueno que te puedo decir la tecnologia a veces no llega a todos los lugares como deberia..... pero tranquila ya tendras tiempo de escribir... no se como llegue a tu blog para serte franco por que ni lector de cuentos soy.. pero entiendo tu frustracion...feliz navidad

luis


www.pepon.wordpress.com

Entradas populares