This Page

has been moved to new address

Cuando bajaron las aguas, de Gabriel Payares

Sorry for inconvenience...

Redirection provided by Blogger to WordPress Migration Service
la vida no trae instrucciones: Cuando bajaron las aguas, de Gabriel Payares

miércoles, febrero 17, 2010

 

Cuando bajaron las aguas, de Gabriel Payares

No tendré remedio sino dejar salir mi feminista (discriminadora) interna, para decir que la voz narrativa de Gabriel Payares es mucho más íntima de lo que uno espera de (lo que ahora llaman) un narrador joven venezolano (entiéndase, de sexo masculino). Distante de los típicos clichés de lo urbano y lo moderno, la voz que cuenta las historias de este libro es personal y cercana a los sentidos de una forma inusual.
Cada una de las historias, a su manera, narra un factor determinante en la vida de un personaje. Lo cotidiano no es una anécdota; en cada escena, por más simple que parezca, se desvelan los miedos, las heridas, las culpas y las obsesiones de un personaje construido con suficiente fuerza para acompañarnos por muchas más páginas de las que tiene el libro. Señalo, entonces, que Gabriel tiene voz de novelista, aunque se niegue a usarla.
Por otra parte, aunque estoy segura de que ya ha sido señalado en otras notas mucho más autorizadas, lo familiar, lo paterno, tiene un ascendente fundamental en la mayor parte del libro, convirtiéndose en un tema central: cómo nuestros antepasados y nuestras infancias determinan lo que somos, lo que deseamos, en lo que nos convertimos. Para un ejemplo, esa pieza maravillosa que es Con miedo a los perros, en mi opinión el mejor cuento del libro, donde no sólo se logra narrar una historia familiar partiendo de lo que podría parecer una simple anécdota, sino que esto es hecho a través de una voz femenina magníficamente lograda.
Como siempre tengo que reprochar algo, reprocho el uso, en ciertos momentos excesivo, de adjetivos. Lo reprocho sin el menor sentido de la moral, claro, porque a mí me sería difícil señalar cuáles sobran y cuáles no, en esa prosa hilada de metáforas que marca el tono narrativo de la obra. Como sea, y ya se los he dicho, no soy experta en nada y sólo hablo a título de lectora. De modo que, en vez de leerse esto y tomar mi palabra por cierta, vayan y léanse el libro, y después regresan y me dicen.

Cuando bajaron las aguas
Monte Ávila Editores Latinoamericana, 2008.

Etiquetas:


Comentarios:
¡Hola! Yo leí este libro hace un mes, y me gustó mucho la forma en que varios cuentos se presentan y se fusionan de tal modo que quieres saber más, y la cercanía que me proporcionaron cada uno de sus cuentos. Muy buena tu reseña. En mi blog estoy preparando lo que pude apreciar de este libro. Felicitaciones por tu blog, me gusta mucho.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]





<< Página Principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]